Empresas asociadas

Empresa:  
Lista

Utiliza el buscador para búsquedas específicas, mira la lista de empresas o bien busca la empresa por tipo de producto

Acompañamiento de instrucciones e información relativa a la seguridad en la puesta en el mercado de interruptores magnetotérmicos e interruptores diferenciales

Pregunta:

Para interruptores magnetotérmicos e interruptores diferenciales, según UNE-EN 60898-1 y UNE-EN 61008-1, respectivamente, entendemos, en base a la armonización de esta prescripción en Europa, a lo indicado en la Guía Azul y lo que hacemos los fabricantes en general, que el uso de símbolos y marcas, basados en normas, incorporados en estos productos no hace necesario incluirles instrucciones e información de seguridad escritas adicionales.

¿Cuál es la interpretación y posición de AFME a este respecto?

Respuesta:

Los interruptores magnetotérmicos e interruptores diferenciales están afectados por la Directiva de Baja Tensión (2014/35/UE) cuya transposición al ordenamiento jurídico español se realizó a través del Real Decreto 187/2016 por el que se regulan las exigencias de seguridad del material eléctrico destinado a ser utilizado en determinados límites de tensión.

El artículo 6.7 del Capítulo II “Obligaciones de los fabricantes” establece que los fabricantes garantizarán que el material eléctrico vaya acompañado de instrucciones y de información relativa a la seguridad como mínimo en castellano. Así mismo, establece que dichas instrucciones e información relativa a la seguridad, así como todo el etiquetado, serán claros, comprensibles e inteligibles.

El documento de ayuda para la interpretación de los requisitos de la Directiva de Baja Tensión y sus respectivas transposiciones nacionales es Low Voltage Directive 2014/35/UE Guidelines (versión agosto 2018), la cual hace referencia a la “Blue Guide” on the implementation of EU products rules en el apartado 16 títulado “Instructions and safety information requirements”.

Por tanto, la “Blue Guide” on the implementation of EU products rules se convierte en el documento de consulta necesario para interpretar los requisitos de la Directiva de Baja Tensión y sus respectivas transposiciones nacionales. La versión del 5 de abril de 2016 de “Blue Guide” on the implementation of EU products rules, en el apartado 3.1 con el título de Manufacturer dice que el uso de símbolos conformes a las normas internacionales puede ser una alternativa a declaraciones escritas (nota 95 de la página 29).

Para el caso de los interruptores magnetotérmicos e interruptores diferenciales, la alternativa de uso de símbolos conformes a las normas internacionales es una opción válida dado que se trata de productos cuya instalación es muy habitual en cualquier instalación eléctrica. Los símbolos colocados en dichos dispositivos  están normalizados en normas IEC y por tanto son aceptados internacionalmente. La normalización internacional de estos símbolos significa que la comunidad internacional los considera suficientes para la correcta instalación de dichos dispositivos. La prueba de ello es que se realizan cientos de instalaciones de estos dispositivos en nuestro país cada día sin ninguna incidencia.

Además, nuestra legislación nacional obliga a que cualquier instalación eléctrica deba ser realizada exclusivamente por profesionales cualificados, con lo cual refuerza aún más el hecho de que los símbolos marcados se consideren suficientes para cumplir con la obligación de instrucciones y de información relativa a la seguridad.

Cuadros provisionales de obra

Pregunta:

En los cuadros provisionales de obra, ¿pueden utilizarse dispositivos de protección contra sobrecorrientes que cumplan con la norma UNE-EN 60898?

Respuesta:

La ITC-BT-33 del REBT no especifica qué tipos de interruptores automáticos pueden incorporarse a un cuadro de obra, pero sí menciona que todos los conjuntos de aparamenta empleados en las obras deben cumplir con las prescripciones de la norma UNE EN 60439-4 (sustituida por la UNE EN 61439-4).

La norma UNE EN 61439-4 no lista los interruptores automáticos que se pueden instalar en los conjuntos de aparamenta empleados en las obras.

Por otra parte, en el apartado 6 “Aparamenta” de la Guía de la ITC-BT-33 tampoco se especifican los productos que protegen contra sobreintensidades (como p.ej. sí lo indica en el apartado 4.2 para la protección de contactos directos, donde existe una tabla de productos).

En ausencia de requisitos específicos en la ITC-BT de carácter particular como es el caso, siempre debe aplicarse la ITC-BT de carácter general. La ITC-BT de referencia para la protección contra las sobreintensidades es la ITC-BT-22. Esta ITC tampoco contiene indicaciones de productos normalizados que pueden usarse, aunque sí se precisan en su Guía, donde se listan todos los dispositivos de protección que sirven para esta función, incluyéndose, entre otros, los de la UNE-EN 60898.

A tenor de todo lo anterior, en un cuadro de obra se puede incorporar cualquier dispositivo de protección contra sobrecorrientes normalizado. Los IAs conformes a la UNE-EN 60947-2, UNE-EN 60898-1 o UNE-EN 61009-1 cumplen con dicha condición.

Recambios de un producto

Pregunta:

¿Cuál es el tiempo mínimo obligatorio para los recambios de un producto que deja de comercializarse?

Respuesta:

Para productos destinados a consumidor final es de aplicación el Real Decreto legislativo (RDL) 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

Según el RDL 1/2007 el consumidor y usuario tendrá derecho a un adecuado servicio técnico y a la existencia de repuestos durante el plazo mínimo de cinco años a partir de la fecha en que el producto deje de fabricarse (art.127).

Conforme al artículo 3 del RDL 1/2007, son consumidores o usuarios las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión. Son también consumidores a efectos de esta norma las personas jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que actúen sin ánimo de lucro en un ámbito ajeno a una actividad comercial o empresarial.

Por tanto, el fabricante de material eléctrico sólo estará afectado por las disposiciones del RDL 1/2007 en relación con las ventas que realice a particulares, entendiendo por tales, los consumidores o usuarios en los términos definidos con anterioridad.

Para productos destinados a otro tipo de clientes (profesionales, empresas, ...), al no ser de aplicación el RDL 1/2007, habrá que estarse a los acuerdos y obligaciones contractuales que pueden asumir ambas partes en el uso de la libertad contractual, y, en defecto de pacto, al régimen previsto en la legislación civil y mercantil.

No obstante, el Real Decreto de 22 de agosto de 1885 por el que se publica el Código de Comercio y el Real Decreto de 24 de julio de 1889 por el que se publica el Código Civil no hacen ninguna referencia a los repuestos, por lo que se interpreta que en el caso de usuarios profesionales y empresas no existe un plazo mínimo.