Empresas asociadas

Empresa:  

Lista

Utiliza el buscador para búsquedas específicas, mira la lista de empresas o bien busca la empresa por tipo de producto

Noticias destacadas

  • Éxito de asistencia en la Jornada sobre Transformación Digital

    AFME, en colaboración con IFEMA, celebró el pasado martes, 5 de junio...

    Leer más: Éxito de...

  • Asamblea General AFME: Ejercicio 2017

    La Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico (AFME) celebró su...

    Leer más: Asamblea...

  • AFME celebró una nueva Jornada de actualidad del sector para sus Socios

    El pasado 25 de abril, AFME celebró una nueva Jornada de Actualidad del Sector...

    Leer más: AFME celebró...

  • Publicación de la Guía sobre infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión

    El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO) acaba...

    Leer más: Publicación...

Nueva norma sobre Sistemas de Protección de la línea de alimentación para instalaciones de recarga de vehículo eléctrico

Portada UNE0048 2017La recarga simultánea de varios vehículos eléctricos puede suponer una sobrecarga de la Línea General que alimenta el edificio. Para reducir ese riesgo, la Instrucción Técnica Complementaria ITC-BT-52 sobre la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos" del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT) permite la instalación de sistemas, conocidos con el acrónimo "SPL", que protegen dicha línea, para ciertos esquemas de instalación.

AFME ha liderado el grupo de trabajo que ha elaborado un documento normativo que regula los requisitos mínimos de seguridad y funcionamiento de estos sistemas, y que ha sido publicado recientemente por la Asociación Española de Normalización (UNE).

La Especificación UNE 0048 establece los requisitos a cumplir  por los SPL, y servirá  también para ofrecer más información a los instaladores de estaciones de recarga, promotores de la construcción, etc.

La principal función de un SPL es una reducción temporal de la potencia destinada a la recarga de vehículos eléctricos, evitando así un fallo de suministro para el conjunto del edificio debido a la actuación de los fusibles de la caja general de protección.